Cuando empiezas a vender online intentas abarcar al mayor público posible, porque piensas que así es más fácil conseguir más ventas. Más posibles clientes, más probabilidad de vender. Y no eres la única que piensa así. Pero voy a demostrarte que esa forma de pensar es un error.

Las ventas de tu primer servicio son muy bajitas o incluso ni siquiera has conseguido una venta. Se que estás preocupada y desanimada, tal vez pienses en tirar la toalla, pero no quiero que eso ocurra. ¡Estamos aquí para luchar por nuestro sueño: vivir de nuestra pasión! No me cansaré de repetirlo.

Por eso en este post te hablé del error número por el que no consigues vender. Y por supuesto también te contaba como solucionarlo.

Es muy importante que aprendas a definir bien a tu cliente. Y lo siento, pero no pretendas que tu cliente sea cualquiera que pase. Así nunca conseguirás destacar sobre la competencia ni conectar con tus clientes.

La base para vender en CUALQUIER negocio es la conexión.

Como ya te comenté en el artículo de tu error número 1, para poder vender es importante que tus clientes confíen en ti. ¿Tu le comprarías a alguien en quien no confías? Generar confianza lleva tiempo, y uno de los puntos más importantes para conseguir esa confianza, es que tus lectores conecten contigo.

Y si ahora tu cliente es cualquiera, ¿cómo sabes a quien dirigir tus palabras? Cuando escribes tus posts ¿para quien hablas? Cuando creaste tu servicio ¿a quién tenías en mente?

Es imposible que le gustes a todo el mundo. Cuando intentas hacer un texto demasiado generalista consigues que nadie se sienta identificado por ser muy poco concreto, y sólo consigues confundir a la gente cuando hablas de todo un poco.

Ponte en esta situación, quiero que veamos en un ejemplo real lo que quiero transmitirte. Imagínate que quieres aumentar las ventas en tu web, y quieres un libro ¿cuál escogerías de estos dos?:

  • Uno que habla en general sobre “Cómo aumentar las ventas de tu empresa”
  • O este otro que habla sobre “Cómo aumentar las ventas de tus servicios cuando vendes a través de un blog”

Yo sinceramente escogería el segundo, y tu también ¿verdad? En el primero puedes pensar que habrá cosas que no te sirvan, o que sean demasiado generales, ¿cómo es posible que esas estrategias de venta sirvan para cualquier empresa? Pero en cambio, con el segundo te aseguras que el libro está hecho para resolver tu problema concreto, técnicas de venta a través de un blog. Sólo leyendo el título del libro ya has conectado más con uno que con otro.

Pues lo mismo pasa con tus páginas de ventas. Cuanto más concreto sea tu servicio, más conexión conseguirás. Y para ser concreto necesitas saber bien bien que es lo que necesitan tus lectores (es decir, tus futuros clientes).

Si tu servicio es para todo el mundo no puedes pretender que le encante a todo el que entre en tu web, sería imposible.

Y además esa no es la idea, ya que no conseguirás diferenciarte jamás. Por eso es muy importante definir correctamente a tu cliente, para que tu estrategia de ventas tenga éxito. Una vez lo tengas definido podrás escribirle directamente a estas personas con un problema concreto.

Queremos que cuando entren en tu web buscando soluciones a un problema concreto y lean tu página de ventas se sientan identificados, conecten con tus palabras y vean descritos sus problemas y objetivos, para que cuando terminen de leer digan: es justo lo que necesito!

Se que no gustarle a todo el mundo da un poco de pánico. Y de ese pánico surgen muchas dudas como por ejemplo:

“Si me centro en un problema concreto estoy perdiendo muchos clientes, además, un público tan reducido no sale rentable.”

Vale, te entiendo. Pero piensa otra vez en el ejemplo del libro. Si el libro generalista costara 20€, y el libro que trata tu problema concreto costara 30€, pagarías esos 10€ de más con gusto ¿verdad?, porque con ellos te aseguras que todo lo que haya en el libro lo vas a poder aplicar, porque habla para ti.

Y al contrario de lo que puedas pensar, centrarte en un tipo de cliente, con un problema concreto tiene muchísimas ventajas:

  • Posicionarte como experto: Cuando te centras en un problema concreto y concentras todos tus esfuerzos en aprender y hablar sobre este tema, consigues que la gente te vea como experto y piensen en ti cuando se hable sobre tu nicho.
  • Visibilidad: Posicionarte como experto te diferencia de la competencia, te diferencias por especializarte, y eso hace que tengas muchísima más visibilidad, que no seas uno más de los que hace lo mismo.
  • Rentabilidad: La gente está dispuesta a pagar más por resolver problemas más específicos, ya lo hemos visto en el ejemplo del libro. Además, si la gente te ve como experto en tu tema, pagará más por tener acceso a ti. Y no olvidemos que cuanta más visibilidad, más clientes.
  • Claridad: Cuanto más decidida tengas la temática en la que quieres centrarte, más claridad sobre tu negocio conseguirás. Además, te será más fácil definir tu estrategia y tendrás más claros los pasos a seguir. Cuanto más te centras menos te dispersas.
  • Motivación: Escoger un tema que te motive y te guste hará que disfrutes mucho más de tu negocio. Así que no vale que escojas cualquier cosa para especializarte, hay que pensarlo bien.

Si aún no me crees, puedes fijarte en muchísimos bloggers de éxito que tienen públicos super específicos, como por ejemplo:

  • El Perro de Papel. Celia se centra en mamás que quieren emprender online y necesiten encontrar el equilibro entre su vida personal y su negocio.
  • Arkitura XS. Arianna está especializada en crafters que quieren llevar su hobby a otro nivel y convertirlo en negocio, y no saben por donde empezar.
  • Infoemprendedora. Elsa ayuda a profesionales del marketing a diversificar su entrada de ingresos a través de la creación de infoproductos.

Tres ejemplos que quiero que te sirvan de inspiración, para seguir trabajando en la dirección correcta. Yo tengo la suerte de conocer a las tres, y puedo asegurarte que las tres están contentísimas de haber dado el paso y haber decidido especializarse en un tipo de cliente muy concreto. Así que ahora te toca a ti empezar a trabajar.

Por eso te he preparado este cuadernillo de trabajo con los 5 pasos para encontrar a tu propio cliente ideal. Conocer a tu cliente a fondo te ayudará a aportar claridad para saber hacia donde dirigir tus pasos. Por eso quiero que te lo descargues si aún no lo has hecho, te imprimas las hojas de ejercicios y te sientes en un sitio tranquilo a rellenarlos. Estos ejercicios están diseñados para ayudarte a crear servicios alineados con tus clientes.

Descubre en 5 pasos a tu cliente ideal.

Conoce a fondo a tus clientes, aprende a identificar lo que necesitan y crea servicios que sean irresistibles.

¿Lista para enfocar la estrategia de tu negocio?

¿Te ha gustado el artículo? ¿Cuál es tu opinión sobre especializarte? Me encantaría leer lo que piensas después de leer el artículo en los comentarios.

Y si aún te quedan dudas estaré encantada de responderlas.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar